Madurez Escolar.... una propuesta de evaluación

Bienvenidos... compartimos una pasión, la educación infantil y su desarrollo



domingo, 2 de octubre de 2016

Un niño diferente en mi clase...

Enseñar es un reto, mas si tenemos entre nuestros alumnos un niño con cualquier condición, llámese TEA, TDAH, Síndrome de Down, o una EERR y esta debe ser una invitación a ser el mejor docente del planeta... nadie ha dicho que es fácil y puede ser muy frustrante y agotador porque las características propias de cada condición, superará las dificultades que se nos presenten porque aprendemos que en la adversidad, damos lo mejor de nosotros mismos.

El Sistema Educativo ya está montado y pareciera que el niño con condiciones especiales, no tiene espacio, porque los objetivos ya están prediseñados, por lo que necesitamos algo de locura y rebeldía para ver ese alumno como una oportunidad para aprender, lo que sin duda nos hará mejores docentes.

Entonces es importante preparar estos alumnos y el resto de compañeros, para las actividades que llevarán a cabo, explicándoles el orden en que se desarrollarán las tareas y actividades y a ser posible, reforzarlos con ayudas visuales. También es importante
  1. Empezar la clase recordando lo visto en la clase anterior.
  2. Simplificar las instrucciones, ya que mientras mas sencillas y cortas sean hay mas posibilidades de que comprendan sus tareas.
  3. Dale poca opciones para elegir.
  4. Las rutinas y anticipaciones pueden ser de gran utilidad.
  5. Los refuerzos positivos funcionan mejor y dan mejores resultados para estimular la buena conducta y el logro de las actividades.
  6. Dale un poco mas de tiempo para procesar la información.
  7. Evita hablarle en metáforas, forma negativa o preguntas.
  8. Enséñale a esperar su turno, justamente esperando turno.
  9. Permítele quedarse fuera de actividades que no son fáciles para el niño y busca sustituirla.
  10. Cuídalo del bullying.
  11. Explícale su condición a su compañeros:
  • que todos somos únicos y diferentes a los demás
  • que su condición es de nacimiento y no una enfermedad
  • que hace las cosas diferentes, no es que se porte mal
  • que le cuesta mas algunas tareas y hacer amigos
  • que no hay de qué asustarse
Los alumnos con condiciones especiales, provocan grandes niveles de estrés a los docentes y esto se relaciona con muchas dificultades a la hora de intervenir, por lo que lo mas importante es la sensibilidad que tengamos para involucrarlos en nuestras actividades docentes y verlo como alguien de quién vamos a aprender, al que no debemos dejar hacer lo que quiere, ni tratarlo mejor que a los demás porque educar es enseñar a vivir y una Tortuga Feliz, nunca se esconde.

PD: También podemos leer 

No hay comentarios:

Publicar un comentario